Una lista de algunas escritoras que deberías leer (3)

Este es la última entrega de la lista de escritoras negras. Sigamos leyendo y aportando a la literatura negra.

Traducido por Afroméminas

Muchos de nuestras escritoras son grandes editoras de libros, periódicos y ensayos. Veronica Chambers, nuestra autora anterior, fue editora en Newsweek, Glamour y The New Times Magazine, fue la primera mujer negra con ese título. Yvonne Vera (1964-2005), también editó varias antologías de escritoras africanas.

Nació en Bulawayo, Zimbabwe (África), estudió e impartió literatura inglesa en la escuela secundaria Njube. Años después, emigró a Canadá, donde completó sus estudios superiores y trabajó.

Mientras estudiaba publicó en la revista Toronto su primera colección de cuentos,Why Don´t you Carve other Animals (1992). Un año después se imprimió su novela Nehanda, seguida de Sin nombre,  Without a Name, Under the Tongue, Butterfly Burning, y The Stone Virgins. Su escritura incursiona en temas como el colonialismo, sexismo, racismo, guerra o la opresión.

Yvonne Vera

Muchas de sus obras fueron preseleccionadas y ganaron premios como el de la Commonwealth para África, el Premio Literario de Alemania, el Premio del Escritor Macmillan para África, el Pen Tucholsky de Suecia y otros.

Vera era la directora de la  National Gallery , una posición similar a la que Victoria Santa Cruz (1922-2014) tuvo en la Escuela Nacional de Folklore de Perú.

Esta poeta, coreógrafa, compositora y activista afroperuana tuvo 10 hermanos a quienes sus padres les enseñaron la cultura afroperuana quienes eran polifacéticos, pintores, bailarin, escritor y dramaturgos. Junto con su hermano menor, fundaron Cumanana, el primer teatro negro.

A una edad temprana, Victoria sufrió la mano del racismo. Esto le dio el coraje, la valentía y la creatividad para escribir su poema emblemático «Me gritaron Negra».

Recibió premios y honores de los gobiernos peruano y francés. Sus obras habían sido expuestas en museos y festivales en varios países. Su momento álgido fue en 1968, cuando su grupo Teatro y Danzas Negras del Perú actuó en los Juegos Olímpicos en la Ciudad de México. Sus piezas de arte se recogen en CD o plataformas web.

Santa Cruz utilizó letras y música como instrumentos para mostrar sus poemas. Igualmente, Elcina Valencia Córdoba (1963), utilizó estas mismas técnicas años más tarde en sus obras.

Es escritora y música de Buenaventura, Colombia. Aprendió su interés artístico de su madre, que era música. A los 17 años, escribió su primer poema para uno de sus maestros de secundaria.

Durante su carrera participó en varios eventos locales, nacionales e internacionales. En 1991, el Museo Roldanillo Rayo organizó un evento par para presentar su poesía. Esto causó una gran impresión en los directores del museo, por lo que decidieron publicar su primer libro titulado Todos somos culpables.
Otras obras suya son  Rutas de autonomía y caminos de identidad, Susurros de palmeras, Analogías y anhelos y Pentagrama de pasión.

Había recibido el premio Almanegra equivalente al Almamadre, otorgado a los escritores más prestigiosos y el Premio Nacional de Poesía Erótica. Recientemente fue incluida entre las mujeres más destacadas del Valle del Cauca.

Córdoba forma parte del comité de Buenaventura para preservar el folklore del Pacífico Sur. El mismo papel que desempeñó Zora Neale Hurston (1891-1960) para el folklore de EE. UU.

Nació en Eatonville, Florida (EE. UU.). Fue la quinta de ocho hijos de un matrimonio de un carpintero-predicador y una maestro de escuela. Asistió a la escuela a una edad tardía (13); sin embargo, obtuvo una licenciatura en antropología.

Fue una gran novelista, dramaturga e investigadora y una de las figuras del llamado Renacimiento de Harlem. De 1921 a 1935 publicó en revistas varias historias y ensayos, por ejemplo, John Redding Goes to Sea, Spunk, Muttsy, The Fire and the Cloud, The Great Day etc.

Zora Neale Hurston

En 1934, publicó su primera novela John’s Gourd Vine, que fue reconocida por los críticos. Los siguientes fueron Mules and MenTheir Eyes were Watching God, su obra maestra, Tell My HorseMoses, Man on the Mountain,Dusk Tracks on the Road Seraph on the Suwanee

Hurston ganó varios premios literarios y de alumnos durante su carrera. En 1956, recibió un premio por Educación y Relaciones Humanas en Bethune-Cookman College.

Durante su carrera, Hurston viajó a varios países para recopilar la historia de las comunidades negras. Angela Nzambi (1971), nacida en Lia, un distrito de Bata, Guinea Ecuatorial (África), también recopiló la historia oral de su comunidad para usarla en sus libros.

Esta escritora, feminista y luchadora por los derechos humanos que reside en Valencia, España, es activista activa de la comunidad negra y los migrantes.

El trabajo literario de Nzambi incluye a Nguisi, basado en una tradición oral de su pueblo e historias de su vida personal. Biyaare (Estrellas) describe diferentes personajes que se habían mostrado como estrellas. Su tercer libro Mayimbo ganó el Premio Internacional Justo Bolekia Boleká de Literatura Africana.

También participó en la producción en los libros colectivos de relatos Navidad dulce, Navidad y 23 Relatos sin Fronteras.

Jenyffer Nascimento/Foto de Elaine Campos

Muchos de las escritoras mencionadas anteriormente son consideradas feministas, como es el caso de nuestra última autora reconocida, que es un escritora enérgica y artista brasileña. Jenyffer Nascimento nació en 1984, en la ciudad de Paulista, Pernambuco. Es productora y apreciadora del arte. El deseo de escribir le vien muy joven. Es en la adolescencia que comienza a escribir con letras de Rap, la forma en que encontró para canalizar sus revueltas, angustias y esperanzas. 

Nascimento describe en sus poemas temas sociales, su relación con la tierra o la ciudad, el orgullo de ser mujer negra, sobre el amor, experiencias de mujeres negras, entre otros temas.

Su libro Terra Fértil es una colección de poemas que muestra las experiencias de las mujeres negras de las afueras de São Paulo. Sus poemas también se han publicado en Pretextos de Mulheres Negras, que recopila el trabajo de 22 escritoras negras contemporáneas.

Su personalidad como mujer sensible y cuestionadora impregna todo su trabajo, en el cual la experiencia con el mundo y su relación con la vivencia de las mujeres negras se convierte en poesía de lucha y afirmación, a través de un lenguaje cercano, a pesar de tratar temas relevantes de la sociedad contemporánea.

Una lista de algunas escritoras negras que deberías leer (2)

Acá la segunda entrega de la lista de escritoras negras lea y agrega que no salen en lista.

Traducción de Afrofeminas

En 2011, el ex presidente Barack Obama le dio a Maya Angelou la Medalla Presidencial de la Libertad. Un año después se le otorgó a Toni Morrison (1931-2019), un ícono de la literatura negra en los Estados Unidos de América. Nació en Lorain, Ohio, siendo la segunda de cuatro hijos de una familia de clase trabajadora afroamericana media.

Sus novelas incluyen The Blue eyesSula, Song of SalomonTar BabyBelovedJazzParadiseA MercyGod Help the Child y The Source of Self-Regard. También escribió para la revista TimesBlack World o Confrontation.

Recibió el Premio Nobel de Literatura, el Premio Pulitzer, el Premio del Libro Americano, el American Book AwardNational Book Critics Award, el Pen/Saul Bellow Award, etc.

En sus libros, captura la vida, historia y patrimonio cultural de los afrodescendientes. Este tema une a Toni y Lucía Charún–Illescas (1950), escritora, periodista, traductora y activista nacida en Lima, Perú, fue la hija mayor de siete hermanos de una familia afrodescendiente. Su pasión por la literatura comenzó a una edad temprana leyendo algunos de los escritores más conocidos de su época.

Su novela Malambo juega un papel importante en la literatura peruana, ya que es el primer libro de ficción escrito por una mujer afroperuana y fue traducido al inglés y al italiano. También es autora del libro Latinoamericano en Hamburgo. Además de estos libros, Charún también ha escrito artículos e historias impresas en varias revistas.

Ganó el Premio Lyra de Relatos Cortos. En 2013, el gobierno de Perú le otorgó la Distinción de Personalidad Meritoria de la Cultura.

Durante años ha residido en Hamburgo, Alemania. Sobre esto dijo en una ocasión: «Soy y seré siempre limeña y no quiero que los lectores me crean una negra europeizada o agringada, que vive fuera de Perú hace cuchucientos años».

En 2009, participó en el seminario para mujeres afrodescendientes negras y cultura latinoamericana en Montevideo, Uruguay, junto con Shirley Campbell Barr (1965), quien es una reconocida poeta y activista de Costa Rica. Ella viene de una familia de cinco hijas y dos hijos, todas personas muy conocidas en su país. Su hermana Epsy Campbell es vicepresidenta de Costa Rica.

Algunos de sus poemas están compilados en Rotundamente Negra, algo más que símbolo para las mujeres afrodescendientes de habla hispana y que se ha incorporado al sistema curricular educativo costarricense. Su segundo libro es Naciendo. Su trabajo ha sido impreso en diferentes revistas de varios países y traducido al francés, inglés y portugués.

Otra notoria escritora centroamericana es June Beer Thompson (1935-1986), poeta, pintora y activista nacida en Bluefields, Nicaragua. Ella creció en una familia de clase media de raíces ancestrales mezcladas (indígenas, afro y otros) siendo la más joven de once hijos.

El orgullo de su identidad negra, la cultura de los grupos indígenas y la ética afro (población minoritaria en Nicaragua), ser mujer, y el amor por su país, se revelaron en sus escritos y pinturas. Las mismas figuras de su pintura fueron las que cobraron vida en sus poemas.

Sus poemas, Love PoemWalk in de MooliteChunku faam,Resarrection a ’de Wud, y otros fueron publicados en Wani, la revista Sunrise y Hermanas de Tinta: Muestra de poesía multiétnica de mujeres nicaragüenses. Sus poemas fueron escritos en criollo, inglés y español.

Beer es un ícono para la costa caribeña de Nicaragua, porque es la primera poeta negra. Cuatro de sus pinturas fueron declaradas patrimonio nacional.

Desde Nicaragua, las olas del Mar Caribe nos llevan a Nassau, Bahamas, hogar de Marion Bethel (1953), poeta, ensayista, abogada, activista de derechos humanos y cineasta.

Es conocida por sus antologías de poemas GuahananiMy Love y Bougainvillea Ringplay. Además, su trabajo también ha sido publicado en The Massachusetts ReviewThe Caribbean Writer Junction.

En 2012, su documental Womanish Ways: Freedom, Human Right, and Democracy 1934-1962, recibió el Premio en Documental en el Urban Suburban International Film Festival en Filadelfia.

Recibió la Beca James Michener en el Departamento de Inglés de la Universidad de Miami y el premio CARICOM por su contribución al género y la justicia.

Marion también ganó el Premio Casa de Las Américas por su poesía. El mismo premio que logró Ana Maria Gonçalves (1970), una escritora brasileña, profesora de inglés y publicista nacida en Ibiá, Minas Gerais.

En 2002, decidió escribir a tiempo completo, lo que resultó en la publicación de su primer libro Ao lado e à margem do que sentes por mim. En 2006, se imprimió su segundo libro Um defeito de cor. Fue incluido en la lista del periódico O Globo por los mejores libros brasileños de la década anterior.

Gran parte de su trabajo ha abarcado antologías impresas en Italia y Portugal. Gonçalves también fue escritora residente en varias universidades, incluida la Universidad de Stanford, la misma universidad donde Veronica Chambers (1970) hizo periodismo. Es escritora y editora nacida en Panamá y criada en Brooklyn, NY.

Ella es la autora de Mama’s Girls, Have it All: Black Women and SuccessKickboxing Geishas: How Modern Japanese Women are change these NationThe Go-BetweenQuinceanera Means Sweet Fifteen, y otras.

También ha editado ensayos, Meaning of Michelle: 16 Writers on the Iconic First Lady and How Her Journey Inspires Our Own y Queen Bey: A Celebration of the Power and Creativity of Beyoncé Knowles-Carter

Ella es co-escritora de Yes, Chef con Marcus Samuelsson que ganó el Premio James Beard; y 32 Yorks con Eric Ripert, que fue uno de los más vendidos del New York Times.